Followers ;)

19 de marzo de 2011

Mi dulce condena

Grítame al oído que no te hago falta, que no me necesitas. Arañame la espalda, muerdeme el pecho. Moldéame a tu gusto en forma de cincel incendiario, estoy cansada de ser barro. Maltrátame. Llévame a jardines prohibidos, donde aún exista el pecado, y cometamoslos todos. Aprieta mi yugo, ponme la capucha, llévame a la hoguera. Hazme arder. Que los buitres acaben con mis despojos. Sácame los ojos, para que no pueda ver. Amárrame de pies y manos para que no me escape. Déjame tirada en cualquier contenedor lamiendo mis propias heridas. Ven a verme los días alternos y los fines de semana. Visitame en mi desgracia y ayudame a vestirme de humana. Acércate. Para que te grite al oído que no me haces falta, que no te necesito. Que NO TE AMO. Acércate para que pueda mentirte al oido...Mi dulce condena.

1 comentario: